Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2016

El Señor nos capacita para afrontar cada prueba

#articulo por Veronica Vilugron

Sé, sin lugar a dudas que la conducta que vive este mundo no nos cuesta para nada, es algo que sale naturalmente.
Luchamos continuamente con nuestras pasiones y siempre éstas quieren gobernar nuestros sentimientos esa actitud logra que nosotras seamos el centro de todo. El amor es todo lo contrario a eso.


Uno de los tantos de mis versículos favoritos es este:


Hebreos 4:15. "Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado".


Cristo al participar de la naturaleza humana demostró su compasión, amor. Aunque El nunca pecó comprende nuestras debilidades, porque El paso por cada prueba que
pasamos nosotros, sin embargo la gran diferencia: "El nunca pecó".


Ya no tendríamos que luchar con nuestros sentimientos que nos engañan y dicen "pobre de mi", "nadie me entiende".
El mismo que permite esas dificultades, entiende que …

"La clase de fruto que el Espíritu Santo produce en nosotras"

#articulo por Veronica Vilugron


Amor
Gálatas 5:22-23:
"Mas el fruto del Espíritu es AMOR”
Para poder llegar a ver el fruto en un árbol hay varias cosas que no se pueden pasar por alto.
El fruto crece según una rama que permanece en el árbol, si se corta esa rama el fruto no puede crecer.
La Biblia nos dice:
Juan 15:5. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él,
éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.
Si permanecemos en la vid, el Espíritu Santo produce en nosotros una sola clase de fruto, la imagen de Cristo en nuestra vida.
Permanecer significa: quedarse o persistir.
Los nueve frutos del Espíritu son las actitudes que caracterizan
la vida de los que pertenecen a Cristo, sus hijos.
Toda esta lista requiere las mismas decisiones, la misma entrega.
Renunciar a nuestras pasiones y "permaneced" en la vid.
Para poder llegar a tener un carácter piadoso necesitamos si o si la gracia del Señor, esto no es nada humano, no intentemos lograr…

Ama a tus hijos, enséñales la Palabra

#articulo por Veronica Vilugron

Deuteronomio 6:
“Debes comprometerte con todo tu ser a cumplir cada uno de estos mandatos que hoy te entrego.
Repíteselos a tus hijos una y otra vez. Habla de ellos en tus conversaciones cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.
Átalos a tus manos y llévalos sobre la frente como un recordatorio”.

Debemos tomar la decisión de darle la posibilidad a nuestros hijos que aprendan una enseñanza de la Palabra en cada circunstancia que les toque vivir. Ser nosotras quien se los recuerde.
Hay dos tipos de maneras de enseñar la Biblia a nuestros hijos, por medio de charlas que tengamos con ellos, pero también enseñamos en nuestro caminar, con la forma que decidimos vivir nuestro día a día.

Podemos empezar :
Primeramente debes dedicar tiempo a alimentar tu corazón para poder ser eficaz. Sin una preparación vas actuando conforme a la circunstancias, a ciegas. El amor considera la crianza como una gran responsabilidad que…

Ama a tus hijos, se paciente con ellos

1 Corintios 13:7: ”El amor todo lo soporta”.

Si tenemos esperanza de que Dios obrará en ellos, tendremos la paciencia de esperar el tiempo que el Señor determinó obrar y salvarlos.
Para criar hijos se necesita muchísima paciencia. Debemos mantenernos firmes, confiando en toda circunstancia.
Con nuestro mal trato podemos hacerlos tropezar.
Es terrible cuando logramos provocar en nuestros hijos enojo, cuando los irritamos por nuestra falta de sumisión a Dios.

Efesios 6:4 “Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor”.

El Señor nos confía hijos para discipularlos, ¿pero cómo se hace en su voluntad?.
Muchas veces caemos en el error de exigir a nuestros hijos tareas que no le hemos enseñado. Los irritamos por medio de responsabilidades que logran que se frustren y enojen de tal manera que provocamos en ellos enojo.
La dureza indebida también es pecado.

¿Tus hijos te perciben como una madre enojada y frustrada? El amor reprime esa act…

Ama a tus hijos, disciplínalos en Dios

Al disciplinar a nuestros hijos, lo que logramos es hacerlos participantes de la Santidad del Señor. Es de esta manera que podemos ver la disciplina como un acto de amor. Claramente no tiene nada que ver con enojarnos, irritarnos y perder la calma.

Proverbios 3:12. “Porque Jehová al que ama castiga,
Como el padre al hijo a quien quiere”.

Toda disciplina debe hacerse con mucho cuidado y una explicación. Si estas enojada tienes que alejar a tu hijo de tu lado, calmarte y luego aplicar una disciplina para él.

Tenemos hijos quienes necesitan una dirección clara para seguir y somos nosotros quien debe dirigirlos. Cuando vemos que ellos salen de ese camino, debemos aplicar la disciplina.
Si dejamos que ellos decidan que camino seguir, estamos tomando una actitud cómoda, egoísta, de esta manera estamos motivando a nuestros hijos a vivir rebeldes, los alejamos del propósito de Dios.
Entonces los que realmente aman a sus hijos, se preocupan seriamente en disciplinarlos.

Proverbios 22:15 “La necedad e…

Ama a tus hijos, dirige por el camino correcto

Si anhelamos cosas grandes para nuestro hijos, debemos estar dispuestas a trabajar duro en ello.

Proverbios 22:6: “ Instruye al niño en su camino,
Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”.


Por lo que vemos tenemos una tarea dada por Dios y es instruir a nuestros hijos por su camino. Esta tarea requiere mucho amor de parte nuestra.
El Señor nos ayude a cumplir esta tarea. Tomemos consciencia, al dirigir a nuestros hijos por el camino correcto desde pequeños, lograremos que aun siendo mayores sigan la misma dirección. Para ellos debemos trabajar con mucha disciplina muriendo a saciar nuestra hambre de ser el centro y confiando plenamente en la obra que Dios puede hacer en ellos. Educarlos con palabras de amor, disciplina en amor, creyendo en amor que Dios hará su labor.

1 Corintios 13:7: “El amor todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”.

El amor nunca se da por vencido, no dice: " Mi hijo, no merece que lo ame así".
El amor se mantiene firme en toda circunstancia, nunca p…

El amor en la mujer enriquece a sus hijos

1 Corintios 13:13: “Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.”.

Esta enseñanza puede ser un antes y un después si comprendemos la importancia de la crianza. El Señor nos ha confiado vidas y debemos discipularlas, amarlas y llevarlas al Señor.
Nuestros hijos son los primeros que tienen que ver en nosotras el testimonio de una vida dedicaba al Señor, un carácter cristiano. Ellos son los primeros que verán nuestra gran pasión por Dios y el empeño que ponemos en cumplir su Palabra.
El primer impedimento que podemos encontrar es la suma de actividades que desarrollamos y tenemos a diario. Nos sentimos frustradas y incapacitadas de cumplir esta tarea, porque antes de desarrollar esta labor, tenemos una lista de prioridades que apocan la gran responsabilidad de instruir a nuestros hijos.
Debemos poner en la balanza, primeramente nuestras prioridades y del otro lado las prioridades urgentes del Señor. Comencemos a tomar decisiones de amor hac…

La mujer ENRIQUECE a su esposo cuando habla

Proverbios 31:26 “Abre su boca con sabiduría”.
Habla con inteligencia, es una mujer instruida que ayuda a su esposo aconsejando.

Lo que sale de la boca indica lo que hay en el corazón. “De la abundancia del corazón habla la boca” (Mateo 12:34)
De un corazón cariñoso salen palabras cariñosas.

Esta mujer tiene cuidado de lo que dice. Su boca no habla palabras de odio, bronca, resentimiento.
Esto suma un ingrediente muy necesario a su esposo. Todo lo que ella habla con él, lo hace con Temor a Dios y no es impulsada por su sentimiento y circunstancias.

Puede suceder que en algunos puntos no estés de acuerdo con lo que él te está diciendo, pero comienza a considerar lo que te dice, y darle valor a lo que él te habla, escucharlo pacientemente y después tu puedas hablar, pero siempre que surja de una relación en amor.

Santiago 3:17: “Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía”…

La mujer ENRIQUECE a su esposo cuando lo estima.

Proverbios 31:23: “Su marido es conocido en las puertas, Cuando se sienta con los ancianos de la tierra”.

Este versículo nos muestra en que lugar estaba el esposo de la mujer virtuosa. Él estaba en un lugar preeminente, allí se tomaban las decisiones importantes de una ciudad. Su lugar estaba con los ancianos, con los líderes.
Cuanto amor en la esposa de este hombre vemos en este versículo.

Esta mujer ama a su esposo mas que a ella. Trabaja arduamente para que el sea reconocido.
La reputación de un hombre bueno comienza en su hogar, parte de esta responsabilidad la tiene la esposa.
Si este hombre pudo estar en ese lugar, es porque su esposa tuvo que ver en todo esto. Ella influyó en el éxito de su marido.
Aquí no vemos a un esposo limpiando, cocinando y haciendo la función de la esposa, lo contrario, vemos un esposo cumpliendo su rol de liderazgo.

Para que mi esposo crezca, me encargo de cumplir con mis responsabilidades de esposa. Dejo a un lado mi amor propio y pienso en el bien de él.
Para…

La mujer ENRIQUECE a su esposo cuando es tierna

Proverbios 31:12
“Le da ella bien y no mal todos los días de su vida”.

Esta mujer es amorosa con su esposo. Ella dedica su vida a servirlo a él. Renuncia a satisfacer su amor propio, así es como logra que su esposo reciba bien de ella.
Utiliza sus habilidades en pro de los intereses de su esposo. Trabaja para el bienestar de él.

La Palabra nos advierte a cultivar un carácter piadoso y nos dice un rotundo No, al deseo egoísta:
Filipenses 2: 3: “Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo”.

El orgullo es lo que nos impulsa a hacer las cosas a nuestra manera y creer que es lo mejor, lo contrario es el amor, que estima superior la palabra del otro.
Encontramos el remedio al egoísmo y orgullo en las últimas palabras que leemos en este versículo: “antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo”. El amor al otro nos lleva a vivir la verdadera humildad.

Debemos poner los intereses de…

La mujer ENRIQUECE a su esposo cuando piensa bien de el.

Proverbios 31: 11
“El corazón de su marido esta en ella confiado”.


Proverbios 31:11 “Su marido puede confiar en ella, y ella le enriquecerá en gran manera la vida”. NTV


La confianza es el ingrediente esencial de cualquier matrimonio, y cuando la confianza se rompe la relación sufre pérdida.

Para ello necesitamos andar en amor, soportar, perseverar, trabajar.

Saquemos de la mente la idea que si amamos así y tomamos una actitud de muerte a nuestro yo, nuestro esposo se abusara. Es ahí donde el temor empieza a controlarlo todo. Pero la Palabra una vez más nos enseña, que si tenemos el amor del Señor, no vamos a perecer. En realidad el amor del Señor, ese amor perfecto es el que quita el temor de nuestras vidas.
1 Juan 4:18: “En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor”.

Como cristianas debemos luchar con nuestro egoísmo, luchar para que no tome autoridad en nuestra relación con nuestro esposo. Vivimos rodeadas de mujeres centradas en ellas mismas, viviendo para su pro…

El primer paso

Bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. (Mateo 28:19)
El bautismo es la señal exterior de la fe de uno en Cristo. Es un acto de obediencia mediante el cual una persona muestra la realidad de su salvación. La salvación no se ve con los ojos, sino que es algo sobrenatural y espiritual. Sin embargo, debe ser evidente el fruto o resultado de la salvación.
En la iglesia primitiva, el fruto inicial de la ­obediencia era el bautismo, y se puede esperar hoy día ese mismo fruto. Es el medio por el cual una persona da testimonio de su unión en la muerte, sepultura y ­resurrec­ción de Cristo (Ro. 6:3-4). Gálatas 3:27 dice: “Todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos”.
La Gran Comisión en Mateo 28 nos ordena que prediquemos el evangelio y bauticemos a otros. Eso quiere decir que debemos decir a las personas que la salvación es algo que no solo deben creer, sino también confesar públicamente, con el bautismo como el primer paso. Cuando …

¿Es necesario el bautismo para la salvación?

La respuesta es no. Debemos examinar lo que dice la Escritura sobre esto. Primero, es muy claro en un pasaje como Hechos 15 y Romanos 4 que un hecho externo no es necesario para la salvación. La salvación es por gracia divina por medio de la fe únicamente (Romanos 3:22, 24, 25, 26, 28, 30; 4:5; Gálatas 2;16; Efesios 2:8-9; Filipenses 3:9, etc.). Si el bautismo en agua fuera necesario para la salvación, esperaríamos encontrarlo subrayado cada vez que se presenta el evangelio en la Escritura. Sin embargo, este no es el caso. Pedro menciona el bautismo en su sermón en el día de Pentecostés (Hechos 2:38). En su sermón desde el pórtico llamado de Salomón (Hechos 3:12-26), Pedro no hace referencia al bautismo, pero relaciona el perdón de pecado al arrepentimiento (3:19). ¿Si el bautismo fuera necesario para el perdón de pecado, por qué Pedro no lo mencionó en Hechos 3? Pablo nunca hizo el bautismo en agua parte de su presentación del evangelio. En 1 Corintios 15:1-4, Pablo da un resumen corto …

¡Sálvame Señor, que siento morir!

Este mundo es como un océano, y siempre debemos esperar tormentas. Tanto la vida del incrédulo como aquel que tiene a Cristo tienen que enfrentar dificultades mientras vivan, la diferencia es que para nosotras todo esto tiene resultados maravillosos en nuestras almas y lo que es mejor, Cristo va junto a nosotras.

Cada mujer cristiana ha tenido que enfrentar diversas pruebas con sabiduría y la ayuda de Dios, pero quizás aún no ha llegado la hora de experimentar esas pruebas devastadoras y dolorosas como las que vivió Job, una prueba tras otra. 
 ¿Estás preparada espiritualmente para ello? 
Sé que si dependiera de nosotras las evadiríamos ya que nos causa temor de tan solo pensarlo. 
Pero debemos estar preparadas y aceptar humildemente los designios de Dios, ya que las pruebas y tribulaciones acontecen para conocer la debilidad de nuestra fe, porque solo hasta que se colocan en el horno de la prueba y la ansiedad es que se llega a perfeccionar y conocer el valor real de ella. 

Toda mujer cri…

¡Mujer, si te enojas no peques!

<<Si se enojan, no permitan que eso los haga pecar. El enojo no debe durarles todo el día. >> Efesios 4:26 BLS

¿Sabes cuál es el límite de enojarse sin llegar a pecar? 
Aquí algunos ejemplos de lo que es enojarse sin pecar:

-Cuando surge de un verdadero celo por Dios y de la  religión.
-Cuando no se enciende contra personas; sino por los pecados de ellos, como: el vicio y la inmoralidad de  todo tipo, con la idolatría y el culto idolátrico.
 -Cuando un creyente se disgusta con sus propios pecados.
-Cuando se oponen a la gloria de Dios, y a la promoción de los intereses de Cristo.
-Contra toda falsa doctrina.
-Cuando ves a alguien actuar con injusticia.
-Cuando alguien te quiere hacer quebrantar los principios divinos.


¿Y cuándo enojarse es pecado?
-Cuando algo de lo expuesto arriba causa malos efectos  y excedes a los límites debidos, y no demuestras  dominio propio ante las circunstancias, y para defenderte dices  palabras con: insultos, maldiciones, burlas, sarcasmo, etc.
 O cuando …

¡Yo tengo más fe que aquella hermana!

Al igual que yo, de seguro has escuchado cuando llega una hermana nueva a la congregación decir: ¡hay que ponerle pilas a tal hermana para que sea más activa, se la ve muy seria y callada!...y en esto creo que debemos tener mucho cuidado. Ya que existen mujeres cristianas de diversas edades cuya fe brilla siendo pasivas, calladas tranquilas; y otras cuya fe brilla siendo más activas y más servidoras. 

Y es que las diferentes pruebas y experiencias de diferentes grados que atravesamos nos hacen mostrarnos a veces con una fe pasiva en cierto tiempo. Por esto solo nos queda el motivarnos a no descuidar el fuego - la pasión por las cosas de Dios, y no tratar de forzar y crear a una hermana igual a mi persona.

Cada una de nosotras pertenecemos a la familia de Dios. Y todas de acuerdo a nuestra fe, a los dones que se nos otorgó llegamos a dar fruto en su tiempo, para la gloria de Dios.

¿Y dónde es que vemos claramente estas dos clases de mujeres? esto se encuentra en el Evangelio de Lucas 10:3…

Una Joven en las manos de Dios

Hoy en día vemos con mucha tristeza como esta generación se va degradando de la manera más terrible, jóvenes que van tras sus propias pasiones, lleno de desenfrenos y actos liberales perversos.
 No quieren oír y saber sobre el bien, sobre Cristo y Su santa Palabra. Ignorando las terribles consecuencias que obtendrán por sus pecados, y de la paga que está les otorgará.
 Soy una joven que creció en un hogar cristiano, desde muy pequeña fui instruida en las cosas del Señor por mis padres, se me enseño a temer a Dios y a honrar Su Palabra, debo decir que el guardar todo esto, me libro y restringió de cometer pecados degradantes en esta parte de mi juventud. Hasta el día que el Señor me otorgo Su gracia de salvación, le estoy muy agradecida a mi Dios por bendecirme, y darme una vida nueva, y un nuevo corazón. 
Siento mucha pena que esto no haya sucedido así con mis hermanas de sangre, que a pesar de que ellas crecieron conmigo escuchando las mismas cosas de Dios, con el pasar el tiempo, se ol…

Haciéndose Ella Misma Hermosa

(Mabel Hale- 1922)
"Engañosa es la gracia y vana la hermosura; la mujer que teme al Señor esa será alabada" Proverbios 31:3 A veces, para mi diversión, he leído en las revistas esas cartas cómicas que las niñas escriben a los especialistas en belleza. Si estas cartas podrían unirse todas, en una sola, sería leer algo como esto: ¿Cómo puedo hacerme tan hermosa, y ser admirada por mi buen aspecto?, ¡quiero librarme de todos mis defectos, mis pecas, y respingar mi nariz, mis espinillas y mi pelo fibroso! ¡Me gustaría tener mis manos y brazos muy bien formados,  me gustaría ser ni demasiada gruesa ni demasiada delgada! Dígame, señorita especialista, ¿cómo puedo hacerme hermosa?
El hombre sabio de la antigüedad ha respondido a esta pregunta en palabras que son más apropiadas: "Engañosa es la gracia y vana la hermosura; la mujer que teme al Señor será alabada". Toda muchacha es amante de la belleza <<Hermosas casas, hermosos muebles, flores hermosas, hermosas ropas, rostr…