Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2016

Matrimonio: Esto es y de esto se trata - Parte 1

Introducción
Creo firmemente que estamos viviendo en una de las peores épocas por las que el matrimonio ha pasado. 

Buscando un poco de información sobre la historia del matrimonio, me tope con que durante miles de años una poderosa razón para casarse fue la de crear una familia y con ello mejorar las condiciones de vida. El matrimonio suponía un trabajo en equipo, un grupo de gente en el que los unos ayudaban a los otros. Implicaba una división del trabajo que asignaba a cada miembro de la pareja un tipo distinto de tareas. Debo mencionar que en ese transcurso de tiempo, se pactaban matrimonios entre los padres de los cónyuges y existieron dotes que el padre daba al futuro esposo de su hija o a la familia. Y muchas otras cosas.
Luego pasó a ser permitido el matrimonio por amor, que ya no solo se basaba en interés económico, político y social, entre otras cosas, y así tuvieron esa libertad de elección y fue toda una novedad en esa época. Eso fue por el siglo XVIII.

Iniciando los cincuenta…

¿Un hogar o una casa? - Segunda Parte

La mujer sabia edifica su casa, mas la necia con sus manos la derriba” Proverbios 14:1 En el dia de hoy, enfrentamos grandes presiones al  criar a nuestros hijos, presiones tanto económicas como sociales. Pero hay algo que no podemos  ceder ante ninguna presión, que no es negociable, y  son nuestros valores y principios dados por nuestra fe. Si decidimos abandonar nuestra responsabilidad como esposas y madres y salir de nuestros hogares, sin tener una verdadera necesidad, por la presión que la sociedad nos quiere imponer¿Quién los educará?, ¿Quién les instruirá en los valores y principios bíblicos o velará por ellos? En Tito 2:4-5, Pablo instruye a que las mujeres sean enseñadas a amar a sus maridos, a amar a sus hijos, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la Palabra de Dios no sea blasfemada. Debemos prestar atención a la relación que Dios hace en este pasaje entre el amar a nuestro marido, amar a nuestros hijos y ser cuidadosas de…

¿Un hogar o una casa? - Primera parte

La mujer sabia edifica su casa, mas la necia con sus manos la derriba” Proverbios 14:1  Estás comprando algo en el supermercado y cerca de ti, dos mujeres jóvenes están conversando sobre sus trabajos en importantes compañías. Hablan de sus logros, éxitos, y sus posesiones. De repente una de ellas pregunta: Hace tiempo que no sé de Alicia, ¿la has visto?
La otra amiga responde: La pobre, tanto estudiar y lograr honores para terminar cambiando pañales y cocinando! ¡Que desperdicio! ¿Has escuchado conversaciones como ésta? Seguro que sí, pues son muy comunes hoy. Dondequiera que vamos se levantan voces censurando que las mujeres hagan lo que hicieron por siglos, desde que Dios mismo formó la primera familia: ser dadoras de vida; criar y formar hijos; cuidar de su esposo y de su hogar. ¡Nuestras abuelas se hubieran escandalizado con estas conversaciones! Pero hoy las mujeres han escuchado y dado lugar en su corazón a las ideas feministas y le han dado la espalda a ser esposas y madres y…

Conoce la historia de Rocío

Mi nombre es Rocío Valencia de Rojas,  nací en la ciudad de Chihuahua, México. Conocí a Cristo a la edad de 10 años, y a los 12 sentí un llamado a ministrar en la alabanza de mi Iglesia cantando y tocando la guitarra. Tuve una vida de servicio, siempre estaba dispuesta a ir a donde se me requería para ministrar con cantos,  en la Iglesia, campañas, eventos, etc. 
Conocí  en la Iglesia a mi esposo Oscar Rojas y en 1997 nos casamos. Tenemos 3 hijos, y mi ritmo de servicio fue siempre igual.  Mi esposo nunca me lo impidió. 

Yo me sentía una mujer muy espiritual, y siempre le decía a mi esposo lo que había que hacer y qué decisiones tomar. Yo no quería seguir, ni apoyar a mi esposo en sus decisiones y todo esto lo disfrazaba con una apariencia de piedad. A la vista de las personas que me rodeaban,  yo era una buena esposa y madre, y siempre fui un “ejemplo” a seguir. 

En el año 2011 Dios habló a mi vida  día a día,  y en Julio de ese año estando  en mi casa encendí la radio y estaban anuncian…