Ir al contenido principal

Matrimonio: Esto es y de esto se trata - Parte 1

Introducción

Creo firmemente que estamos viviendo en una de las peores épocas por las que el matrimonio ha pasado. 


Buscando un poco de información sobre la historia del matrimonio, me tope con que durante miles de años una poderosa razón para casarse fue la de crear una familia y con ello mejorar las condiciones de vida. El matrimonio suponía un trabajo en equipo, un grupo de gente en el que los unos ayudaban a los otros. Implicaba una división del trabajo que asignaba a cada miembro de la pareja un tipo distinto de tareas. Debo mencionar que en ese transcurso de tiempo, se pactaban matrimonios entre los padres de los cónyuges y existieron dotes que el padre daba al futuro esposo de su hija o a la familia. Y muchas otras cosas.

Luego pasó a ser permitido el matrimonio por amor, que ya no solo se basaba en interés económico, político y social, entre otras cosas, y así tuvieron esa libertad de elección y fue toda una novedad en esa época. Eso fue por el siglo XVIII.

Iniciando los cincuentas hombres y mujeres de todo el mundo estaba deseando casarse. En 1959 en Estados Unidos casi la mitad de las mujeres de diecinueve años estaban casadas, y entre las de veinticuatro el setenta por ciento ya no eran solteras. Chicos y chicas se casaban más jóvenes y en Norteamérica el índice de divorcios no llegaba a la mitad de los registrados en los años cuarenta. Como escribe Coontz, “el matrimonio era sencillamente el primer y último propósito de la vida”. En estos años el modelo conyugal a seguir estaba compuesto por el “marido proveedor” y la “esposa ama de casa”. Todo parecía perfecto, este modelo no se sostenía, las mujeres acumulaban demasiada presión según la escritora de esta tesis y el índice de divorcios aumentó más del cien por cien entre 1966 y 1979. Al desinstitucionalizar en gran medida el matrimonio se producen los cambios que hoy son bien conocidos.



Hasta aquí lo que encontré acerca de la historia del matrimonio, creo que esto fue una buena descripción aunque hay muchos mas detalles que podríamos mencionar pero, solo usando esto como referencia y siguiendo a dar un recorrido por lo que es el matrimonio actual.



Oh hermanas, que podemos decir del matrimonio en la actualidad, aunque un pequeño remanente aún lo considera como lo que es, con gran desapruebo de la sociedad, ha dejado de tener la gran importancia que debería en la mayoría de la gente.



Iniciemos desde un matrimonio que nosotros diríamos normal, entre un hombre y una mujer, muchos lo ven solo como un papel firmado solamente o como algo desechable. También unos ni siquiera lo consideran necesario para poder vivir juntos, para poder tener hijos, ni mucho menos porqué es pecaminoso vivir así.



Se han distorsionado los papeles que se deberían tener dentro del matrimonio, muchos optan por tener perros como substituto de hijos, muchas mujeres no creen que su papel es el instruir y cuidar de sus hijos y ni mucho menos mencionarles ayudar a sus maridos y sus deberes del hogar, muchos maridos creen que son dictadores, y maltratan y afligen a sus esposas e hijos, creen que solo cumplir con su trabajo laboral es todo lo que tienen que hacer, y vemos a hijos flotando sin un hogar sólido víctimas de los deseos egoístas de sus padres, sin dirección, ni rumbo, ni cuidado, ni atención, que muchas veces los lleva a involucrarse con amistades malas, a la rebelión contra sus padres, hacia las instituciones y la sociedad. No podemos decir que este es el caso exacto de cada familia, pero sí que es el factor común.



Y como todos podemos ver, el total cambio de la definición del matrimonio, la familia, del género masculino y femenino, con la aprobación del matrimonio homosexual. Que viene siendo como la cereza del pastel. Y quiza las cosas no queden allí, podrían darse muchas mas cosas que no podríamos creer si nos las contaran.



En una sociedad donde parece haber muchas opciones para el género, la familia, la definición del matrimonio, el papel de la esposa y del esposo, para con su cónyuge, sus hijos y hogar, ¿Cómo saber cuál es la regla absoluta? ¿Con qué propósito existe? Y lo que realmente nos debería importar es ¿Qué quiere Dios que sea el matrimonio?

Espera la continuación de este tema la próxima semana. Espero de corazón que le den continuidad, no por lo que tenga que decir yo, sino por lo que Dios dice en Su Palabra.

Esposa Bíblica.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Considera los caminos de su casa

por Verónica Vilugrón
Proverbios 31:27  “Considera los caminos de su casa, Y no come el pan de balde”.
En otra versión dice:  “Ella observa, vigila como van las cosas en su familia, y el pan de la ociosidad no comerá.”  Podemos observar que esta mujer además de ser cuidadosa de su hogar, rechazaba una actitud de pereza, no perdía el tiempo, no lo gastaba inútilmente. Todo lo que tenía era por su esfuerzo, trabajo y diligencia, no es que lo que recibía venía de la nada. Esta mujer es consciente de que su trabajo es importante y no solo para ella, sino que su velar y vigilar la ayuda a tener un buen fruto en sus hijos y esposo.  Ella no come del pan que no se ha ganado con esfuerzo.  Juan 6:27 "Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre" Ella lucha por la vida que permanece para vida eterna. Clamemos a Dios que Él abra nuestros ojos para poder reconocer nuestros errores y c…

Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada y su marido también la alaba

por Verónica Vilugrón

Proverbios 31:28:
“Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba”

La mujer piadosa es una mujer dichosa, feliz y bendecida. Esta mujer busca primeramente el reino de Dios, y todas las cosas le son añadidas (incluida la felicidad), como leemos en Mateo 6:33:
“Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.
La dicha, o el ser feliz es un subproducto de honrar al Señor y de ponerlo a ÉL primero antes que cualquier otra cosa, aun antes de nuestra propia vida.
Los que buscan la felicidad y hacen ésta su meta, nunca la encontrarán. Los que buscan al Señor encuentran en Él su verdadera felicidad, lo encuentran TODO. No sólo felicidad en esta vida, sino una corona de gloria en la venidera.
ÉL satisface, llena el corazón que está consagrado a ÉL. Él es el tesoro.
Esta es la primera y única imagen que tenemos de los hijos de la mujer de proverbios 31, ya con estas simples palabras o con estas únicas p…

Tres evidencias de un cristiano genuino

Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.
Marcos 12:28-31

¿Cuántas veces pensamos que somos cristianos por asistir a la iglesia, leer la Biblia, cantar alabanzas, recitar versículos, tomar todos los cursos que se presentan en la congregación, hablar con un lenguaje “bíblico” o tener conocimiento de las Escrituras porque tenemos muchos años haciendo todo esto?. Todo esto, ¿verdaderamente nos convierte en cristianos?
En este pasaje, observamos que un “escriba”, que era una persona que tenía un gran conocimiento de la Ley mosai…