Ir al contenido principal

Una Joven realizada

 "Está atenta a la marcha de su hogar y no come el pan de balde." 
Proverbios 31:27

Leí en la columna de la sociedad de un periódico, las alabanzas de cierta madre hacia su hija, refiriéndose hacia ella como cierta mujer joven y realizada, y la razón dada para llamarla por este altisonante término, reside en el hecho de que podía cantar, tocar bien el piano, pintar, y hablar tres idiomas, etc. 
Me causo mucha risa al leer esto; porque desde mi punto de vista, estos no son los logros máximos que una joven necesita. Estas cosas son buenas en su momento, y si una niña puede adquirirlos es afortunada; sin embargo las mejores realizaciones están al alcance de cada niña emprendedora y fuerte.

En primer lugar una jovencita debe aprender cómo mantener una casa limpia y ordenada. Ella no sólo debe conocer cómo cuidar y tener en orden una habitación - ella debe realmente conocer el trabajo y hacer lo necesario para acondicionarla. Ella debe saber cómo hacer las camas, barrer, limpiar el polvo, y otras labores duras necesarios para mantener la casa en orden. No debería estar por debajo de su dignidad el conocer el uso del cepillo y el trapeador. Aunque ella no pueda hacer el trabajo con regularidad, ella debe saber cómo hacerlo y ser capaz de ocuparse del lugar cuando sea necesario. 

La joven debe ser capaz de cocinar comidas buenas y nutritivas. No es suficiente con que ella prepare fudge, ensalada, y pastel. Ella debe ser capaz de cocinar verduras y carnes de una manera apetitosa.

La joven debe ser capaz de lavar su propia ropa, y debe hacerlo bien. El vapor no arruinará su piel, ni arruinara sus manos por el proceso. Ella tendrá mucha más simpatía por aquel cuya vida se compone de trabajo duro, cuando ella sienta de vez en cuando el dolor de espalda que viene por esta clase de labor. 
Nuestra jovencita debe saber coser, y remendar. Se necesita tiempo y paciencia para aprender estas cosas - pero vale la pena a largo plazo.

Hay algunas niñas que piensan que nunca vendrán tiempos en que estas cosas le serán necesarias. La niña puede alegar que ella no necesita hacer este tipo de trabajo, que su padre es capaz de contratar a alguien para que lo haga.
 Eso puede ser cierto; pero también es cierto que muchas niñas que iniciaron la vida de manera tan fácil, han llegado a circunstancias en las que no podían permitirse el lujo de pagar una persona para su ayuda. 

Nunca olvidaré el desconcierto de una querida niña que había llegado a ser absolutamente realizada en otros roles - pero no había aprendido estas artes hogareñas, y no empezó a aprender de ellos hasta que tuvo dos hijos pequeños que cuidar. ¡De insignificante ayuda le era la música y la pintura en esos momentos! 
Lo que ella necesitaba sólo eran las cosas que hemos estado hablando hasta ahora. 
Nuestra joven realizada, debe saber cómo cuidar de su propio cuerpo, manteniéndolo limpio y en una condición saludable. Todo su aprendizaje será de poca utilidad, si ella es enfermiza y débil.

Nuestra niña debe también aprender de alguna manera útil a ganarse su salario, por lo que en caso de necesidad, ella debe ser capaz de ganarse su propio medio. Este tipo de cosas suceden en la vida, cuando la chica es protegida del peligro y la dificultad - es empujada fuera de la mano de la providencia; y si no es capaz de hacer algo productivo para su propio sustento, su suerte será triste en verdad! 
Y cada chica debe tener una instrucción en economía, o por lo menos una comprensión de los métodos comunes de negocios. 
Muchas son las mujeres que se enfrentan al mundo con terror, porque deben hacer negocios y no tienen idea de cómo se hace.

Estas cosas que os he estado hablando constituyen, me parece, una base real para logros verdaderos y nobles, y todo lo que una jovencita puede aprender por encima de esto, será para que muchos la elogien y reconozcan. 

Ella debe saber cómo atender a los huéspedes. 
De acuerdo a su lugar en la vida, debe ser capaz de ser anfitriona para sus amigos y los que entran en sus puertas, y hacerlo con naturalidad y gracia. 

Aunque las jóvenes de hoy en día están ingresando en las puertas abiertas de las oportunidades, en todas partes, convirtiéndose en maestras, mujeres de negocios y líderes sociales - sin embargo la mayoría de ellas, después de todo, con el tiempo llegan a convertirse en amas de casa y madres.
Y como este es el trabajo de vida de muchas, ¿no deberían todas ellas ser realizadas en aquellas cosas que son más necesarias? 
Ya que prácticamente todas las niñas tienen una casa para aprender estas cosas ahí, ¿no deberían tomar provecho de sus oportunidades? 
El mundo va a llamar a la mujer realizada, a que tome un lugar en la vida social – y en el trabajo del mundo - pero no olvidemos nosotras estas realizaciones, que son los cimientos verdaderos de trabajo de la mujer y su lugar en la vida.
                                                         Mabel Hale.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Considera los caminos de su casa

por Verónica Vilugrón
Proverbios 31:27  “Considera los caminos de su casa, Y no come el pan de balde”.
En otra versión dice:  “Ella observa, vigila como van las cosas en su familia, y el pan de la ociosidad no comerá.”  Podemos observar que esta mujer además de ser cuidadosa de su hogar, rechazaba una actitud de pereza, no perdía el tiempo, no lo gastaba inútilmente. Todo lo que tenía era por su esfuerzo, trabajo y diligencia, no es que lo que recibía venía de la nada. Esta mujer es consciente de que su trabajo es importante y no solo para ella, sino que su velar y vigilar la ayuda a tener un buen fruto en sus hijos y esposo.  Ella no come del pan que no se ha ganado con esfuerzo.  Juan 6:27 "Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre" Ella lucha por la vida que permanece para vida eterna. Clamemos a Dios que Él abra nuestros ojos para poder reconocer nuestros errores y c…

Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada y su marido también la alaba

por Verónica Vilugrón

Proverbios 31:28:
“Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba”

La mujer piadosa es una mujer dichosa, feliz y bendecida. Esta mujer busca primeramente el reino de Dios, y todas las cosas le son añadidas (incluida la felicidad), como leemos en Mateo 6:33:
“Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.
La dicha, o el ser feliz es un subproducto de honrar al Señor y de ponerlo a ÉL primero antes que cualquier otra cosa, aun antes de nuestra propia vida.
Los que buscan la felicidad y hacen ésta su meta, nunca la encontrarán. Los que buscan al Señor encuentran en Él su verdadera felicidad, lo encuentran TODO. No sólo felicidad en esta vida, sino una corona de gloria en la venidera.
ÉL satisface, llena el corazón que está consagrado a ÉL. Él es el tesoro.
Esta es la primera y única imagen que tenemos de los hijos de la mujer de proverbios 31, ya con estas simples palabras o con estas únicas p…

Tres evidencias de un cristiano genuino

Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.
Marcos 12:28-31

¿Cuántas veces pensamos que somos cristianos por asistir a la iglesia, leer la Biblia, cantar alabanzas, recitar versículos, tomar todos los cursos que se presentan en la congregación, hablar con un lenguaje “bíblico” o tener conocimiento de las Escrituras porque tenemos muchos años haciendo todo esto?. Todo esto, ¿verdaderamente nos convierte en cristianos?
En este pasaje, observamos que un “escriba”, que era una persona que tenía un gran conocimiento de la Ley mosai…