Ir al contenido principal

La Mejor Parte como Mujer Cristiana

Lucas 10, 38, 39, 40,41
Una pregunta mi amada hermana: 

¿Tu prioridad es sentada a los pies del Señor Jesús como María, o centrada en los afanes de la casa como Martha? 
No hablamos de postura física desde luego, sino de una postura espiritual.


Estoy segura que millares de mujeres cristianas de todas las épocas (me encuentro en esta lista). Han usado este relato como espejo llegando a ver así su condición espiritual.

En Lucas 10, 38,..,.41, el Señor habla a las mujeres que van a formar parte de Su pueblo y muestra la manera como tienden afanarse y absorberse por el trabajo domestico, y descuidando lo espiritual.

Nos hace ver que nosotras como mujeres cristianas tengamos una atención correcta hacia los quehaceres, no caer en la trampa del descuido espiritual, olvidando así nuestra relación personal con Dios.

Veamos con quien nos identificamos:
Ver 10:41 “Respondiendo Jesús le dijo Martha, Martha afanada y turbada estas con muchas cosas”

Martha: Presionada con los quehaceres, fastidiada y fácilmente entra en una actitud de mártir domestica diciendo: ¡tantas cosas y no sé por dónde empezar, ni cuando acabaré, nadie me ayuda,…!

El Señor Jesús, le mira y con tierna respuesta le dice ¡Marta, Marta! Cuidadosa y turbada, ocupada en exceso por asuntos que no tienen por qué complicarte la vida.

La mente de Martha estaba tan llena de pensamientos acerca de tareas y estas no permitían que puedan anhelarlo. Jesús pasa desapercibido ante ella, El estaba en su casa, pero ella no sentía necesidad de probar lo bueno que es sentarse a los pies de su Instructor! (sentarse a los pies de alguien, significa ser discípulo de alguien).

Aunque Marta era culpable en esta ocasión, era, no obstante, creyente verdadera y por su afán descuidaba la cosa necesaria, y vemos a Jesús con amor corrigiendo esta actitud.

Ahora veamos a María:

Ver 42”Pero solo una cosa es necesario y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada”
“Sola una cosa es necesaria…..y debemos escoger primeramente la buena parte” Y la buena parte fue ejemplificada por María sentada a los pies del Señor Jesús.

María: Posee una actitud de adoración, sumisión a Su dirección, disposición pronta para recibir Su Palabra, sabe que la simple preocupación por muchas cosas ante una, (el sentarse a Sus pies) es lo único que importa, que se le honra más escuchándolo que proveyendo en exceso para las necesidades.

Fíjense que a pesar que ambas eran mujeres solteras, Martha sola se presionaba, sentía que era necesario primero preparar la comida, lavar los platos, en atender a los de su alderredor, y demás cosas, no pensó ni siquiera en descansar y apartar un momento y sentarse a los pies del Maestro.

El ocuparse de las labores en el hogar no son malas, ya que las Escrituras nos instan a ocuparnos de nuestros deberes en el hogar estés soltera o casada, solo que debemos aprender a usarlo correctamente. Si tu prioridad es el Señor estarás haciendo lo que le agrada, tendrás fuerza en El, tendrás tu mente más clara, ordenada y disciplinada, actuaras con sabiduría y dirección en cada circunstancia.

Hay tiempo para cada cosa, se ordenada con tu tiempo, el Señor llamó la atención a Martha con amor, y hoy lo hace contigo, si somos indiferentes y no nos arrepentimos Dios nos juzgara, y si somos suyos busquemos lo que es mejor "Su Palabra y oración".

Un día las cosas de esta vida nos serán quitadas por completo cuando nosotros seamos quitados de esta vida, pero nada nos separará del amor de Cristo y de tener parte en ese amor. Preocupémonos con más diligencia de la única cosa necesaria, imitemos la actitud humilde de María.

Quién eres Martha o María?
http://www.facebook.com/pages/Bautistas-Reformados-Solo-Mujeres/421725224588641?ref=hl

Comentarios

Entradas populares de este blog

Considera los caminos de su casa

por Verónica Vilugrón
Proverbios 31:27  “Considera los caminos de su casa, Y no come el pan de balde”.
En otra versión dice:  “Ella observa, vigila como van las cosas en su familia, y el pan de la ociosidad no comerá.”  Podemos observar que esta mujer además de ser cuidadosa de su hogar, rechazaba una actitud de pereza, no perdía el tiempo, no lo gastaba inútilmente. Todo lo que tenía era por su esfuerzo, trabajo y diligencia, no es que lo que recibía venía de la nada. Esta mujer es consciente de que su trabajo es importante y no solo para ella, sino que su velar y vigilar la ayuda a tener un buen fruto en sus hijos y esposo.  Ella no come del pan que no se ha ganado con esfuerzo.  Juan 6:27 "Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre" Ella lucha por la vida que permanece para vida eterna. Clamemos a Dios que Él abra nuestros ojos para poder reconocer nuestros errores y c…

Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada y su marido también la alaba

por Verónica Vilugrón

Proverbios 31:28:
“Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba”

La mujer piadosa es una mujer dichosa, feliz y bendecida. Esta mujer busca primeramente el reino de Dios, y todas las cosas le son añadidas (incluida la felicidad), como leemos en Mateo 6:33:
“Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.
La dicha, o el ser feliz es un subproducto de honrar al Señor y de ponerlo a ÉL primero antes que cualquier otra cosa, aun antes de nuestra propia vida.
Los que buscan la felicidad y hacen ésta su meta, nunca la encontrarán. Los que buscan al Señor encuentran en Él su verdadera felicidad, lo encuentran TODO. No sólo felicidad en esta vida, sino una corona de gloria en la venidera.
ÉL satisface, llena el corazón que está consagrado a ÉL. Él es el tesoro.
Esta es la primera y única imagen que tenemos de los hijos de la mujer de proverbios 31, ya con estas simples palabras o con estas únicas p…

Tres evidencias de un cristiano genuino

Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.
Marcos 12:28-31

¿Cuántas veces pensamos que somos cristianos por asistir a la iglesia, leer la Biblia, cantar alabanzas, recitar versículos, tomar todos los cursos que se presentan en la congregación, hablar con un lenguaje “bíblico” o tener conocimiento de las Escrituras porque tenemos muchos años haciendo todo esto?. Todo esto, ¿verdaderamente nos convierte en cristianos?
En este pasaje, observamos que un “escriba”, que era una persona que tenía un gran conocimiento de la Ley mosai…