Ir al contenido principal

¿Cómo instruir a tus hijos en las Escrituras?

Dentro del cristianismo existe tipos de madres creyentes que crían solas a sus hijos, están: las madres solteras, las viudas, y las casadas con maridos incrédulos. Muchas de ellas sea la condición que se encuentren les parece una tarea muy difícil y casi imposible el poder instruir y criar a sus hijos ¨solas¨en los principios bíblicos, muy a menudo las escucho decir:

¡No puedo instruir a mi hijo en las cosas de Dios mi esposo es incrédulo! o 

 ¡estoy sola en esta tarea; trabajo y no queda tiempo!,
¡si mi esposo fuera creyente sería distinto!

Veamos si lo que dices es bíblico e imposible de llevar a cabo y se ajusta a lo que dicen las Escrituras.
Hechos 16:1
Después llego a Derbe y a Listra, y he aquí había allí cierto discípulo llamado Timoteo, hijo de una mujer judía creyente, pero de padre griego. 


Y 2 Timoteo 1:5
Trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida y en tu madre Eunice y estoy seguro que en ti también.

Aquí nos hace mención de una abuela y una madre ambas piadosas, el esposo de Eunice era incrédulo; pero aun así, ella no tuvo impedimento para impartir a su hijo las enseñanzas del AT.
Eunice era judía pero aparentemente su padre no era muy ortodoxo él violó uno de los claros mandamientos de la ley al arreglar el matrimonio de su hija con un pagano ¨griego.¨
Ningún padre judío conocedor de la ley hubiese casado a su hija con un gentil. Por lo que pareciera ser que ni el padre ni el esposo de Eunice eran observadores del judaísmo. Porque cuando Timoteo nació no fue circuncidado, ni instruido por alguno de ellos. Más tarde el apóstol Pablo lo circuncidaría (Hech 16:3). Y como vemos solo se hace referencia a la fe de ellas.


Eunice era creyente del AT entendió bastante bien las Escrituras para prepararse a sí misma y luego a Timoteo. Así que pasado los años tan pronto cuando oyeron el Evangelio a través de Pablo aceptaron inmediatamente a Jesús como Mesías.
Pablo elogio la fe de ella llamándola ¨fe genuina, sin hipocresía¨ al igual que la fe de Loida (2 Ti 1:5).
Esa misma fe es la que regocija a Pablo cuando este alude y alaba la fidelidad de Timoteo, fe que primero habito en su abuela y en su madre. Verdaderamente que Eunice lo había preparado para una vida de provecho para Dios.
Eunice es un estímulo, un ejemplo a seguir para cada madre piadosa que atraviesa la misma situación.

De seguro que Eunice en aquel tiempo también tenía labores que cumplir tanto como esposa y madre pero vemos que ella era un claro ejemplo de una sierva de Dios con su estudio de las Escrituras, con sus oraciones, testimonio de vida, perseverancia, llegaron hacer los factores centrales en el desarrollo espiritual de Timoteo.

Este es un deber que cada madre piadosa debería cumplir y animarse al ver el éxito de Eunice con Timoteo que resulto tan excelente y útil para el ministerio de la iglesia de Cristo, a pesar de no contar con la ayuda de un esposo creyente.

Madre creyente debes bendecir
 e impregnar desde temprano las vidas de tus hijos con las enseñanzas con las bondades de Dios, cualquier madre cristiana que dice amar y ser seguidora de Cristo debe impartir este valioso mensaje de vida con el uso de las Escrituras, sé un ejemplo a seguir y nutre la vida espiritual de tus hijos, así no cuentes con la ayuda de un esposo, programa un tiempo para realizar devocionales con ellos.

Quizá no tengas una educación religiosa formal, ni cuentes con el estímulo de algún familiar como lo tuvo Eunice de parte de Loida. Pero Dios te ha dotado de una fe valiosa, de sabiduría,de una gracia especial y un tesoro precioso (Su Palabra) que debe ser la luz para tu vida, la de tus hijos y de quienes te rodean.

No desmayes persiste, haz tu parte empieza y anda como anduvieron estas mujeres piadosas, que tu fe sea alabada, y Dios quiera en su debido tiempo bendecir la vida de los tuyos con las bondades de Su salvación. 

http://www.facebook.com/pages/Bautistas-Reformados-Solo-Mujeres/421725224588641?ref=hl

Comentarios

Entradas populares de este blog

Considera los caminos de su casa

por Verónica Vilugrón
Proverbios 31:27  “Considera los caminos de su casa, Y no come el pan de balde”.
En otra versión dice:  “Ella observa, vigila como van las cosas en su familia, y el pan de la ociosidad no comerá.”  Podemos observar que esta mujer además de ser cuidadosa de su hogar, rechazaba una actitud de pereza, no perdía el tiempo, no lo gastaba inútilmente. Todo lo que tenía era por su esfuerzo, trabajo y diligencia, no es que lo que recibía venía de la nada. Esta mujer es consciente de que su trabajo es importante y no solo para ella, sino que su velar y vigilar la ayuda a tener un buen fruto en sus hijos y esposo.  Ella no come del pan que no se ha ganado con esfuerzo.  Juan 6:27 "Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre" Ella lucha por la vida que permanece para vida eterna. Clamemos a Dios que Él abra nuestros ojos para poder reconocer nuestros errores y c…

Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada y su marido también la alaba

por Verónica Vilugrón

Proverbios 31:28:
“Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba”

La mujer piadosa es una mujer dichosa, feliz y bendecida. Esta mujer busca primeramente el reino de Dios, y todas las cosas le son añadidas (incluida la felicidad), como leemos en Mateo 6:33:
“Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.
La dicha, o el ser feliz es un subproducto de honrar al Señor y de ponerlo a ÉL primero antes que cualquier otra cosa, aun antes de nuestra propia vida.
Los que buscan la felicidad y hacen ésta su meta, nunca la encontrarán. Los que buscan al Señor encuentran en Él su verdadera felicidad, lo encuentran TODO. No sólo felicidad en esta vida, sino una corona de gloria en la venidera.
ÉL satisface, llena el corazón que está consagrado a ÉL. Él es el tesoro.
Esta es la primera y única imagen que tenemos de los hijos de la mujer de proverbios 31, ya con estas simples palabras o con estas únicas p…

Tres evidencias de un cristiano genuino

Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.
Marcos 12:28-31

¿Cuántas veces pensamos que somos cristianos por asistir a la iglesia, leer la Biblia, cantar alabanzas, recitar versículos, tomar todos los cursos que se presentan en la congregación, hablar con un lenguaje “bíblico” o tener conocimiento de las Escrituras porque tenemos muchos años haciendo todo esto?. Todo esto, ¿verdaderamente nos convierte en cristianos?
En este pasaje, observamos que un “escriba”, que era una persona que tenía un gran conocimiento de la Ley mosai…