Ir al contenido principal

¿Qué es la inmutabilidad de Dios?

La inmutabilidad de Dios es el principio de que Dios no cambia. Sigue siendo el mismo hoy, así como lo fue hace mil años. La naturaleza de Dios no cambia, ni tampoco cambian Su carácter ni Sus atributos.

Cuando algo cambia, se hace mejor, peor, o diferente. Pero debido a que Dios es perfecto, no puede hacer mejores cosas, ni convertirse en un ser más Santo, y tampoco es necesario que cambie.

¿Por qué es importante la inmutabilidad?

La inmutabilidad de Dios es importante porque nos asegura que tenemos un Dios que no cambia bajo ninguna cosa, y al conocer su firmeza podemos estar seguros de quién es Dios.

- Él es nuestro Santo y Eterno Padre, así como lo ha sido para Su pueblo desde el principio del mundo.
1a Samuel 2:2 dice: "No hay santo como Jehová...”
Salmo 90:2 leemos: "Antes que naciesen los montes y formases la tierra y el mundo, desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios."

 Podemos estar seguras de que Dios nos ama. El amor de Dios por nosotros es constante y seguro.
1aCrónicas 16:34 nos dice que Su amor es eterno: "Aclamad a Jehová, porque él es bueno; porque Su misericordia es eterna."

Romanos 8:38-39 dice: Que nada nos puede separar de Su amor. "Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.”

 Podemos estar seguras de que Dios nos sostendrá en los tiempos difíciles. Él no nos dejará solas, sino que nos conducirá a través de los problemas que enfrentemos.

El Salmo 4:8 dice: "En paz me acostaré y asimismo dormiré, porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado."
Esta es una maravillosa imagen del consuelo sustentable de Dios—tener la paz para acostarnos y dormir durante tiempos difíciles. Al saber que no hay problema demasiado grande para Él.

Salmo 147:5: "Grande es el Señor nuestro, y de mucho poder; Y Su entendimiento es infinito."

 Podemos estar seguras del plan de Dios para nuestras vidas. Dios se preocupa por cada uno de nosotros individualmente. Él desea lo mejor para nosotras y quiere guiarnos en el camino de Su perfecta voluntad, la cual empieza con pedirle que entre en nuestras vidas y que perdone nuestros pecados.

Dios quien es perfecto, no puede soportar el pecado. Nos ha provisto para tratar con el pecado en nuestras vidas a través de la muerte, sepultura, y resurrección de Su único hijo, Jesucristo. Y ese plan nunca ha cambiado.

1a Juan 1:9 dice: “Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.”

¿Ahora quien es el que cambia?

Pues definitivamente es el hombre, lo ha rebajado a su nivel robándole su Majestad y Santidad. Lo han minimizado a su propia semejanza, haciendo un concepto de Dios en su imaginación.
Observemos tres teologías erróneas de la inmutabilidad de Dios.

1⃣- Teología de la progresión = Dios esta mejorando constantemente.

La verdad fundamental en la adoración es el entendimiento que tiene el adorador sobre Dios. Él no puede mejorar "Él es Dios.
"
Stgo 1:17 Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

Juan 3.2 Respondió Juan y dijo: No puede el hombre recibir nada, si no le fuere dado del cielo.

2⃣- Teología de teísmo abierto = Dios cambia una vez que los humanos toman decisiones. Tampoco es posible, Dios no cambia ni para bien ni para mal, es decir ni en su carácter ni en su voluntad.

Jonas 3:10 Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo.

Este es un verso mal usado afirmando que Dios cambia pero no es así la voluntad de Dios se cumple en todo momento el hombre es el que cambia. Ya sea para conformarse a su voluntad o para revelarse contra él.
Al decir que Dios se arrepintió sólo denota que Dios se entristece del pecado del hombre, pero la voluntad de Dios es absoluta.

3⃣- Deísmo = Dios sólo inició al mundo, le dio cuerda y lo dejó a su suerte. Es un mal concepto de quien es Él, es el creador de todas las cosas y no sólo eso ama lo creado y busca convivir con el hombre en todo momento.

La inmutabilidad de Dios nos da consuelo y seguridad en saber quiénes somos y quién es Dios. Saber que Dios no cambia nos proporciona un ancla espiritual y moral en una cultura rápidamente cambiante. 

Cuando nos sentimos arrastrados en muchas direcciones y buscamos respuestas, podemos saber que Dios es constante, confiable, y fiel para ayudarnos cuando se lo pedimos.

Dios te bendiga

Gaby

Comentarios

Entradas populares de este blog

Considera los caminos de su casa

por Verónica Vilugrón
Proverbios 31:27  “Considera los caminos de su casa, Y no come el pan de balde”.
En otra versión dice:  “Ella observa, vigila como van las cosas en su familia, y el pan de la ociosidad no comerá.”  Podemos observar que esta mujer además de ser cuidadosa de su hogar, rechazaba una actitud de pereza, no perdía el tiempo, no lo gastaba inútilmente. Todo lo que tenía era por su esfuerzo, trabajo y diligencia, no es que lo que recibía venía de la nada. Esta mujer es consciente de que su trabajo es importante y no solo para ella, sino que su velar y vigilar la ayuda a tener un buen fruto en sus hijos y esposo.  Ella no come del pan que no se ha ganado con esfuerzo.  Juan 6:27 "Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre" Ella lucha por la vida que permanece para vida eterna. Clamemos a Dios que Él abra nuestros ojos para poder reconocer nuestros errores y c…

Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada y su marido también la alaba

por Verónica Vilugrón

Proverbios 31:28:
“Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba”

La mujer piadosa es una mujer dichosa, feliz y bendecida. Esta mujer busca primeramente el reino de Dios, y todas las cosas le son añadidas (incluida la felicidad), como leemos en Mateo 6:33:
“Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.
La dicha, o el ser feliz es un subproducto de honrar al Señor y de ponerlo a ÉL primero antes que cualquier otra cosa, aun antes de nuestra propia vida.
Los que buscan la felicidad y hacen ésta su meta, nunca la encontrarán. Los que buscan al Señor encuentran en Él su verdadera felicidad, lo encuentran TODO. No sólo felicidad en esta vida, sino una corona de gloria en la venidera.
ÉL satisface, llena el corazón que está consagrado a ÉL. Él es el tesoro.
Esta es la primera y única imagen que tenemos de los hijos de la mujer de proverbios 31, ya con estas simples palabras o con estas únicas p…

Tres evidencias de un cristiano genuino

Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.
Marcos 12:28-31

¿Cuántas veces pensamos que somos cristianos por asistir a la iglesia, leer la Biblia, cantar alabanzas, recitar versículos, tomar todos los cursos que se presentan en la congregación, hablar con un lenguaje “bíblico” o tener conocimiento de las Escrituras porque tenemos muchos años haciendo todo esto?. Todo esto, ¿verdaderamente nos convierte en cristianos?
En este pasaje, observamos que un “escriba”, que era una persona que tenía un gran conocimiento de la Ley mosai…