Ir al contenido principal

La perseverancia

Este fin de semana estaba en el retiro de damas de mi congregación. El tema fue la armadura de Dios basado en Efesios 6:10-19. Fuimos viendo detenidamente de qué se trata cada parte de la armadura y llegamos a una conclusion y es que todo lo tenemos a la mano solo hace falta vestirse de ella. La verdad es que el tema me hacía mucha falta aunque no lo pensé de un principio. Tenía una lucha interna que gracias a Dios mediante Su Palabra, Su Espíritu hizo visible mi pecado, me hizo ver que había estado totalmente desarmada en medio de la guerra que estamos viviendo. Me recordó que nuestro enemigo está al acecho y que estaba descuidada, no estaba siendo constante, estaba flaqueando no estaba perseverando. No estaba viviendo Efesios 6:10-19. Yo estaba pecando.

Por lo demás, fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerzaRevestíos con toda la armadura de Dios para que podáis estar firmes contra las insidias del diablo. Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestiales. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estad firmes. Estad, pues, firmes, ceñida vuestra cintura con la verdadrevestidos con la coraza de la justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz; en todo, tomando el escudo de la fe con el que podréis apagar todos los dardos encendidos del maligno. Tomad también el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu que es la palabra de Dios. Con toda oración y súplica orad en todo tiempo en el Espíritu, y así, velad con toda perseverancia y súplica por todos los santos; orad por mí, para que me sea dada palabra al abrir mi boca, a fin de dar a conocer sin temor el misterio del evangelio 
EFESIOS 6:10-19

En el texto dice y cito: "y habiéndolo hecho todo, estar firmes." Y encontré las siguientes definiciones de estar firmes: Difícil de ser movido o desplazado, de carácter constante y decidido. 
Y esta que lo complementa: En una posición erguida, con los pies juntos, característica de las formaciones militares.

Estar firmes y permanecer van juntos no se puede ir sin la otra, no se puede permanecer sin estar firmes y no se puede estar firme sino permaneces. 

También tiene con  fidelidad que es : Obediencia o nobleza de la fe que uno debe a otro, exactitud o puntualidad en la ejecución de alguna cosa. 
Podríamos ir describiendo que una cosa implica muchas mas, que estar firmes y perseverar, implica fidelidad, como lealtad, como obediencia, como resistencia, entre muchas cosas mas. Y mas aún cuando estas en medio de la guerra donde solo queda avanzar y seguir luchando.

En una parte de la clase la hermana dijo: "Lo difícil no es llegar sino permanecer." Después de que Dios me salvó por medio del sacrificio de Jesús en la Cruz, me espero un largo camino donde el gozo de la salvación inundaba cada etapa de mi vivir y tenía sed de conocer a nuestro Creador y Salvador mas y mas. 

Recuerdo que el día que me bautice una hermana muy linda me dijo chica esto se trata de avanzar no te estanques sigue creciendo esto es lo que sigue y estas palabras resuenan en mi cabeza algunas veces, cuando no estoy siendo constante en mi relación con mi Dios. 


Me he encontrado con etapas en las que, como resultado de mi descuido en mi relación con Dios mediante Su Palabra y en Oración, cada vez me siento mas débil para hacerlo, y de repente me doy cuenta que he perdido la constancia, he dejado de estar firme, he dejado de ser fiel, leal y obediente.

En esta condición me encontraba cuando llegue al retiro, me sentía mal conmigo misma, porque sabía que no estaba haciendo lo que debía, y al contrario estaba ocupando ese tiempo con otras cosas que no me estaban edificando estaban quitándome el tiempo, estaban haciendo que mi mente ¡no! recordara lo que era realmente indispensable, estaba con la guardia baja, estaba descuidada y el entretenimiento del mundo, estaba ganando en mi vida. 


Dios nos decía a través de Su Palabra y por medio de nuestra hermana cuales son nuestras armas, lo había aprendido alguna vez pero fue como si lo estuviera aprendiendo por primera vez debido a que no lo había meditado de esta manera tan profunda. Termine el retiro sabiendo cual era esa armadura y quería ponérmela y estar firmes. Ahora lo que me preocupaba era cómo continuar firme y como perseverar.

Decidí buscar en Su preciosa Palabra primeramente y en otras fuentes y encontré que es todo esto:


PERSEVERANCIA.

Lo que dice en wikipedia: Firmeza y constancia en la manera de ser o de obrar. Del latín perseverantia, la perseverancia es la acción y efecto de perseverar. Este verbo hace referencia a mantenerse constante en un proyecto ya comenzado, una actitud o una opinión, aún cuando las circunstancias sean adversas o los objetivos no puedan ser cumplidos. Perseverar también es durar por largo tiempo.

Es una muy buena definición. Busque en el glosario de mi Biblia y encontré estas diferentes formas de perseverancia, las leerán a continuación, separe los temas con comas y enseguida junte todos los textos relacionados en un texto, te animo a que pongas mucha atención.

DIFERENTES FORMAS DE PERSEVERAR O PERSEVERANCIA. 

Una evidencia de reconciliación con Dios, una evidencia de pertenecer a Cristo, una característica de los fieles, en oración, haciendo el bien, permaneciendo en la fe, reteniendo la esperanza, mantenida a través del poder de Dios,el poder de Cristo, la intercesión de Cristo, el temor de Dios, prometida a los creyentes, conduce a un mejor conocimiento, conduce la seguridad de la esperanza, no es en vano, los ministros de Dios deben exhortar a la perseverancia, aliento para la perseverancia, sus promesas, bienaventuranzas, la falta de la perseverancia priva de los beneficios del evangelio, es castigada.

Este es el cóctel de citas sobre el tema.


Y aunque vosotros antes estabais alejados y erais de animo hostil, ocupados en malas obras, sin embargo, ahora El os ha reconciliado en su cuerpo de carne, mediante su muerte, a fin de presentaros santos, sin mancha e irreprensibles delante de El, si en verdad permanecéis en la fe bien cimentados y constantes, sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, que fue proclamado a toda la creación debajo del cielo, y del cual yo, Pablo, fui hecho ministro. 
Entonces Jesús decía a los judíos que habían creído en El: Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdadera mente sois mis discípulos; Mas la senda de los justos es como la luz de la auroraque va aumentando en resplandor hasta que es pleno díaY tú, vuelve a tu Diospractica la misericordia y la justicia, y espera siempre en tu Dios
Gozándoos en la esperanza, perseverando en el sufrimiento, dedicados a la oración. Con toda oración y suplica orad en todo tiempo en el Espíritu, y así, velad con toda perseverancia y suplica por todos los santos. A todos los amados de Dios que están en Roma, llamados a ser santos: Gracia a vosotros y paz de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. Pero, vosotros hermanos, no os canséis de hacer el bien. 
Fortaleciendo los ánimos de los discípulos, exhortándolos a que perseveraran en la fe, y diciendo: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios. He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, he guardado la fe. 
Pero Cristo fue fiel como Hijo sobre la casa de Dios, cuya casa somos nosotros, si retenemos firme hasta el fin nuestra confianza y la gloria de nuestra esperanza. Cuando caiga, no quedará derribadoporque el Señor sostiene su manoEstando convencido precisamente de esto: que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús. Y yo les doy vida eterna y jamás perecerán, y nadie las arrebatará de mi manoSimón, Simón, mira que Satanás os ha reclamado para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti para que tu fe no falle; y tú, una vez que hayas regresado, fortalece a tus hermanosYa no estoy en el mundo, pero ellos sí están en el mundo, y yo voy a tiPadre santo, guárdalos en tu nombre, el nombre que me has dado, para que sean uno, así como nosotros
Haré con ellos un pacto eterno, por el que no me apartaré de ellos, para hacerles bien, e infundiré mi temor en sus corazones para que no se aparten de míQue sois protegidos por el poder de Dios mediante la fe, para la salvación que está preparada para ser revelada en el último tiempo
Sin embargo el justo se mantendrá en su caminoy el de manos limpias más y más se fortaleceráEntonces Jesús decía a los judíos que habían creído en El: Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libresPorque Dios no es injusto como para olvidarse de vuestra obra y del amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido, y sirviendo aún, a los santosPero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para alcanzar la plena seguridad de la esperanza. 
Por tanto, mis amados hermanos, estad firmes, constantes, abundando siempre en la obra del Señor, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano. Y no nos cansemos de hacer el bien, pues a su tiempo, si no nos cansamos, segaremosY terminada la reunión de la sinagoga, muchos de los judíos y de los prosélitos temerosos de Dios siguieron a Pablo y a Bernabé, quienes, hablándoles, les instaban a perseverar en la gracia de DiosFortaleciendo los ánimos de los discípulos, exhortándolos a que perseveraran en la fe, y diciendo: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios. Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de El soportó la cruz, menospreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios.  
Considerad, pues, a aquel que soportó tal hostilidad de los pecadores contra sí mismo, para que no os canséis ni os desaniméis en vuestro corazón.  Y seréis odiados de todos por causa de mi nombre, pero el que persevere hasta el fin, ése será salvoPero el que persevere hasta el fin, ése será salvo‘Y al vencedor, al que guarda mis obras hasta el finle daré autoridad sobre las naciones; y las regirá con vara de hierrocomo los vasos del alfarero son hechos pedazos, como yo también he recibido autoridad de mi Padre; y le daré el lucero de la mañana.  
Pero el que mira atentamente a la ley perfecta, la ley de la libertad, y permanece en ella, no habiéndose vuelto un oidor olvidadizo sino un hacedor eficaz, éste será bienaventurado en lo que hacePorque en el caso de los que fueron una vez iluminados, que probaron del don celestial y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, que gustaron la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, pero después cayeron, es imposible renovarlos otra vez para arrepentimiento, puesto que de nuevo crucifican para sí mismos al Hijo de Dios y le exponen a la ignominia pública. Si alguno no permanece en mí, es echado fuera como un sarmiento y se seca; y los recogen, los echan al fuego y se queman. 
Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios; severidad para con los que cayeron, pero para ti, bondad de Dios si permaneces en su bondad; de lo contrario también tú serás cortado.

Col. 1:21-23, Jn. 8:31, Prov. 4:18, Prov. 4:18, Os. 12:6, Rom. 12:12, Ef. 6:18, Rom. 2:7, 2 Ts. 3:13, Hch. 14:22, 2 Ti. 4:7, He. 3:6, Sal. 37:24, Fil.1:6, Jn. 10:28, Lc. 22:31-32, Jn. 17:11, Jer. 32:40, 1 P. 1:5, Job 17:9, Jn. 8:31-32, He. 6:10-11, 1Co. 15:58, Ga. 6:9, Hch. 13:43; 14:22, He. 12:2-3, Mt. 10:22;24:13, Ap. 2:26-28, Stg. 1:25, He.6:4-6, Jn. 15:6, Ro. 11:22.


Quiero aclarar para que no se confundan en la cita de Hebreos 6:4-6 se refiere a personas que habían profesado ser creyentes pero que en realidad no lo eran ya que no perseveraron eso significa que nunca habían sido salvos, aunque hayan hecho buenas obras eso no salva a nadie, la salvación no es por obras Ef. 2:8-9, así que los que no perseveraron y se fueron al mundo nunca habían sido salvos, ellos se caracterizan por no perseverar, todos los creyentes estamos propensos a caer y flaquear pero no nos mantendremos así, volveremos al Señor en arrepentimiento y si confesamos nuestros pecados El es fiel y justo para perdonar. 
Los que salieron de nosotros es porque no eran de nosotros. 1 Juan 2:19 Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros. 

Esto es importante de meditar, auto-examinarnos y pensar ¿Cómo estamos viviendo? 

En la Palabra dice que el que comenzó la buena obra en nosotros la perfeccionará, es una promesa muy hermosa y muy verdadera, es evidente que no soy la mismas que era antes, pero precisamente debo avanzar no quedarme, no retroceder, para que esto pase debo estar firme debo alimentarme como es debido de Su Palabra, debo estar en constante comunión en oración, cantando alabanzas, arrepintiéndome al instante que detectó un mal comportamiento o mal pensamiento. 

En ocasiones estaremos débiles pero que eso no nos impida volver a comenzar, esto también es perseverar, se debe volver a comenzar y tratar de permanecer en Cristo. 
Todo esto sera posible si lo hacemos en el poder de Su fuerza, esta ha sido mi oración y espero que la tuya también donde quiera que estés, cualquiera que sea tu situación, Señor enseñarme a fortalecerme en TI y en el poder de Tu fuerza. 

VISTAMOS DE TODA LA ARMADURA DE DIOS Y HABIÉNDOLO HECHO TODO, ESTAD FIRMES.


Por: Esposa Bíblica sierva del SEÑOR.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Considera los caminos de su casa

por Verónica Vilugrón
Proverbios 31:27  “Considera los caminos de su casa, Y no come el pan de balde”.
En otra versión dice:  “Ella observa, vigila como van las cosas en su familia, y el pan de la ociosidad no comerá.”  Podemos observar que esta mujer además de ser cuidadosa de su hogar, rechazaba una actitud de pereza, no perdía el tiempo, no lo gastaba inútilmente. Todo lo que tenía era por su esfuerzo, trabajo y diligencia, no es que lo que recibía venía de la nada. Esta mujer es consciente de que su trabajo es importante y no solo para ella, sino que su velar y vigilar la ayuda a tener un buen fruto en sus hijos y esposo.  Ella no come del pan que no se ha ganado con esfuerzo.  Juan 6:27 "Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre" Ella lucha por la vida que permanece para vida eterna. Clamemos a Dios que Él abra nuestros ojos para poder reconocer nuestros errores y c…

Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada y su marido también la alaba

por Verónica Vilugrón

Proverbios 31:28:
“Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba”

La mujer piadosa es una mujer dichosa, feliz y bendecida. Esta mujer busca primeramente el reino de Dios, y todas las cosas le son añadidas (incluida la felicidad), como leemos en Mateo 6:33:
“Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.
La dicha, o el ser feliz es un subproducto de honrar al Señor y de ponerlo a ÉL primero antes que cualquier otra cosa, aun antes de nuestra propia vida.
Los que buscan la felicidad y hacen ésta su meta, nunca la encontrarán. Los que buscan al Señor encuentran en Él su verdadera felicidad, lo encuentran TODO. No sólo felicidad en esta vida, sino una corona de gloria en la venidera.
ÉL satisface, llena el corazón que está consagrado a ÉL. Él es el tesoro.
Esta es la primera y única imagen que tenemos de los hijos de la mujer de proverbios 31, ya con estas simples palabras o con estas únicas p…

Tres evidencias de un cristiano genuino

Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.
Marcos 12:28-31

¿Cuántas veces pensamos que somos cristianos por asistir a la iglesia, leer la Biblia, cantar alabanzas, recitar versículos, tomar todos los cursos que se presentan en la congregación, hablar con un lenguaje “bíblico” o tener conocimiento de las Escrituras porque tenemos muchos años haciendo todo esto?. Todo esto, ¿verdaderamente nos convierte en cristianos?
En este pasaje, observamos que un “escriba”, que era una persona que tenía un gran conocimiento de la Ley mosai…